UNIF

Llame ya: 55-5336-9698

Chatear en WhatsApp

Más de nosotros

 

Nuestro equipo de médicos y rehabilitadores ayudan a nuestros pacientes a recuperar su salud musculoesquelética a través de programas intensivos, integrales y personalizados de fisioterapia, no solo se limitan a la utilización de equipos y técnicas, sino a la rehabilitación integral del paciente

¿Quiénes Somos?

La Unidad Integral de Fisioterapia UNIF, es una clínica de Rehabilitación propiedad de Sociedad Mexicana de Fisiatría y Acondicionamiento Físico, S.C., institución constituida legalmente con base a las leyes mexicanas para fomentar la capacitación técnica y científica de sus asociados, así como participar en la investigación de los problemas de salud en materia de rehabilitación en colaboración con entidades, organizaciones, grupos e instituciones públicas, sociales y privadas.

UNIF, lo conformamos un grupo de profesionales de la salud dedicados a la atención de pacientes con padecimientos del aparato locomotor susceptibles de recibir tratamiento con técnicas de mínima invasión para el sistema osteo-muscular.

Misión

Brindar servicios de rehabilitación integral de calidad con calidez humana para contribuir en la recuperación de las capacidades físicas de los pacientes.

Visión

Ser la unidad integral de fisioterapia más equipada con nuevas tecnologías y tener personal altamente calificado comprometido con la salud neuromúsculoesquelética del paciente.

Nuestro Logo

La Unidad Integral de Fisioterapia ondea el logotipo en el que se integra su identidad y razón de ser. Nuestro logotipo se conforma por ocho siluetas humanas, enlazados por las manos y en la parte central, un círculo, símbolo de la cabeza. Las ocho siluetas entrelazadas son un representativo de los ocho remedios naturales, parte de la vida humana combinados para mantener la salud física, mental y espiritual de la persona y son siluetas del cuerpo porque valoramos la vida humana. El centro del logotipo, es un círculo, símbolo o sinónimo de igualdad, de plenitud, de perfección, sin principio ni fin o algo enteramente completo y representa la dependencia del ser humano con el ser supremo.

En la unidad integral de fisioterapia (UNIF)

Concebimos al paciente como una entidad única. Por eso, los tratamientos son individualizados y consideramos la edad, el grado de lesión y la ocupación de cada paciente para que la respuesta terapéutica sea de la mejor manera y en el menor tiempo posible. Para lograr el resultado, nos apoyamos del mejor equipo humano y tecnológico para el diagnóstico y el tratamiento. Nos preocupamos y nos esmeramos cada día para aplicar las mejores técnicas y métodos de intervención e implementamos nueva forma de tratamiento, rompiendo esquemas convencionales con el único propósito
de darle al paciente, los mejores resultados. Todos nuestros tratamientos están basados en los ocho remedios naturales conformados por el acróstico A D E L A N T E.

Agua (Hidroterapia)

La hidroterapia es uno de los más antiguos métodos de tratamiento preventivo y curativo de enfermedades de que ha dispuesto la humanidad. El vehículo curativo no puede ser más sencillo, el agua. Tal como lo describiera Leonardo Da Vinci: “La sangre de la naturaleza”. El uso del agua resulta simple, no por eso, menos efectiva que otras terapias que han surgido y se han desarrollado en el curso de la historia de la medicina. La finalidad de la hidroterapia correctamente aplicada estimula los receptores de la piel y como resultado, logra cambios internos importantes en la función muscular, el sistema nervioso y sobre los órganos vitales del cuerpo que se vuelcan en la respuesta de los tejidos vivos, con sustancias químicas reparadoras. En otras palabras, el propósito de la hidroterapia es lograr reacciones locales que produzcan repercusiones en todo el organismo, restaurando la salud del enfermo o incrementando la resistencia a la enfermedad. Sin embargo, desde el punto de vista científico, el agua aplicada externamente, no posee ningún poder curativo pues su composición se limita a dos moléculas de hidrógeno por una de oxigeno. Pero lo que favorece los procesos curativos en el organismo, son las reacciones que produce en el cuerpo, gracias a los estímulos térmicos y las aparentes propiedades anómalas de este vital líquido.

Descanso

El descanso de manera correcta antes y después del tratamiento físico es un agente terapéutico esencial conocido desde hace siglos. Por eso, cuando nos enfermamos sentimos la necesidad de una tregua que nos produce bienestar al recostarnos o disminuir la carga de trabajo porque el poder restaurador del descanso es uno de los recursos más eficaces para la recuperación de la salud. El cuerpo al estar sometido a una gran demanda de energía en la fase aguda de la lesión reclama el descanso para recuperar los tejidos dañados y para lograrlo, produce substancias químicas del tipo citocinas específicamente, las interleucinas y el Factor de Necrosis Tumoral (TNF) las cuales aumentan el sueño, disminuyen el apetito y secretan proteínas de la fase aguda de la inflamación para la reparación. Para que el descanso sea realmente reparador, debe efectuarse durante las primeras horas de la noche, antes de las once de la noche y es esencial que el sueño sea metódico y suficiente.

Ejercicio Físico

El ejercicio físico es un remedio eficaz por excelencia y al alcance de la mayoría; contribuye a la recuperación de muchas enfermedades incluyendo los del sistema músculo-esquelético. En estudios recientes se ha demostrado que el ejercicio físico regular, activa la respuesta inmunológica e incrementa el metabolismo de todos los sistemas del cuerpo con lo que ayuda disminuir el tiempo de recuperación de la lesión. Con justa razón una escritora del siglo pasado lo expreso de esta manera: “Hay muchos que presentan dolores musculares, articulares y de cabeza debido a la indolencia porque, la inactividad no permite que la sangre llegue a toda la economía del cuerpo produciendo que los músculos no se contraigan de manera correcta disminuyendo el retorno venoso y como consecuencia, la sangre se vicia y se contamina por falta de oxígeno y no llega a purificarse en los pulmones”. Realizar ejercicio aeróbico al aire libre, es mejor que realizar esta actividad en una habitación cerrada y con pesos muertos porque aparte de ser un distractor, lleva más oxígeno a los músculos. Por eso, si va empezar una rutina de ejercicios, le recomendamos que acuda con un profesional para que le indique cuáles ejercicios son los más recomendables para usted.

Luz Solar

La luz y el calor del sol producen grandes beneficios al organismo vivo incluyendo al cuerpo humano. Los rayos ultravioletas del sol al hacer contacto con la piel, convierten a ciertas hormonas en substancias benéficas para fijación del calcio en los huesos y activan el metabolismo que hacen que las mejillas se coloreen de un rosado brillante, indicativo de salud y bienestar psicológico. Por eso, en lugares o épocas del año en donde los rayos del sol bañan la tierra hay menos suicidios en comparación con los lugares que no reciben los rayos del astro rey. Además, los rayos del sol tienen poder bactericida pues destruyen muchas de las bacterias patógenas que causan enfermedades en el ser humano. Pero se le ha dado poca importancia a la luz y el calor solar debido a la divulgación por los medios masivos de comunicación que la exposición a los rayos del sol produce cáncer de piel. El desconocimiento ha llegado a tal grado, que lo único que nos presentan los medios son los efectos dañinos. Sin embargo, gracias a la luz y el calor del sol es que se reproducen, crece y se desarrollan la vida en el planeta. ​ Asimismo, por el estímulo del calor sobre los tejidos vivos, se produce cantidades suficientes de sustancias químicas que favorecen la migración leucocitaria para que, en su momento, se origine la fagocitosis de células dañadas, bacterias y otros microorganismos patógenos. ​ Con el calor, los glóbulos blancos se vuelven más viables y más móviles por lo que en el proceso de la fagocitosis son mas agresivos, de allí la importancia del calor sobre los tejidos dañados. Sin embargo, para poder manejar este medio físico es importante tener conocimientos de base para dosificar de manera correcta y encontrar los efectos buscados en cada caso.

Aire Puro

Es muy difícil encontrar en esta gran ciudad aire totalmente puro. Sin embargo, a pesar de esta aterradora realidad nuestro cuerpo mediante sus sistemas de amortiguamiento puede vivir al respirar la vital mezcla gaseosa. Pero en pleno siglo XXI que se caracteriza por el enorme avance tecnológico y científico, todavía muchos son victimas de la idea errónea de que, si se exponen a las corrientes del aire, pueden enfermarse. Creen que deben excluir el aire de sus recámaras y aumentar la temperatura. Cuando esto acurre, la respiración se vicia y como consecuencia, el aire se enrarece porque pierde sus componentes vitales y se produce dióxido de carbono que es una sustancia nociva para la salud. El aire puro, le da el color rojo brillante a la sangre y es indicativo de sangre oxigenada de allí la importancia de realizar respiraciones profundas para llenar los pulmones y llevar la sangre a todos los tejidos del cuerpo. ​ Cuando se utiliza de forma correcta el aire frío en zonas de congestionamiento por lesiones musculares resulta benéfica en dos sentidos porque ayuda disminuir la temperatura de la zona lesionada y disminuye el edema. ​ El aire frío comprimido, se utiliza en sustitución del hielo para las lesiones agudas del sistema músculo-esquelético. Una de las razones es para disminuir el uso del agua ya que como bien sabemos en todo el mundo hace falta cuidar del vital líquido.

Nutrición

El cuerpo humano para poder vivir de forma sana y rendir al máximo, requiere de alimentos que el cuerpo convertirá en nutrientes suficientes para producir la chispa de la vida y echar andar la maquinaria de todos los sistemas. Para que esto ocurra, debemos incluir en nuestra dieta diaria alimentos altamente biológicos pues de otra manera se originarán nutrientes de baja calidad y como resultado, se propiciaría factores que desencadenan enfermedades. Los alimentarnos de forma correcta son elementos importantes para la salud. Los alimentos aportan dos tipos de elementos, los macronutrientes y los oligoelementos. Los macronutrientes son los elementos que aportan energía al cuerpo mientras que los oligoelementos son nutrientes que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades y algunos de ellos generan la chispa para que los macronutrientes puedan ser utilizados por ejemplo las vitaminas y las enzimas. Otros micronutrientes como los minerales ayudan a la mineralización de los huesos. Para que el cuerpo disponga de todos esos elementos, la alimentación debe ser variada y adecuada a la edad y la actividad de la persona. Los alimentos pueden ser de dos fuentes de origen vegetal o animal. Cada uno tiene sus pro y contras. Lo ideal sería combinarlos para que aporten los nutrientes suficientes para una buena nutrición.

Temperancia

La respuesta del cuerpo que se puede manifestar con dolencias o enfermedades puede ser el resultado de excesos o deficiencias en la alimentación o al cúmulo de emociones mal en causadas o por exceso de actividades. Por esos es importante mantener en lo posible un equilibrio de las cosas buenas y abstenerse de las dañinas para mantener en equilibrio todos los sistemas incluyendo las emociones.

Esperanza

La esperanza o resiliencia es la confianza que debemos desarrollar para no caer en el desaliento a pesar de que todo parezca perdido en nuestro entorno más cuando lo que nos rodea sea muerte y desolación. En medio del caos, debemos elevar nuestra mirada sobre las nubes tenebrosas de la vida y mirar en dirección al sol porque atrás de esa espesa nube de pesares el sol brilla con la misma intensidad y más allá de la tempestad, siempre reina la paz.

Previous
Next

SOMOS EXPERTOS EN TRATAMIENTOS FISIOTERAPÉUTICOS Y REHABILITACIÓN DEPORTIVA

Más de 2,000 pacientes rehabilitados desde que abrimos nuestras puertas en 2003. Nuestro equipo de médicos y rehabilitadores ayudan a nuestros pacientes a recuperar su salud musculoesquelética a través de programas intensivos, integrales y personalizados de fisioterapia, no solo se limitan a la utilización de equipos y técnicas, sino a la rehabilitación integral del paciente